Las cogitaciones de la ministra de Igualdad sobre el burka

La mujeres que tienen que llevar el burka, son víctimas del burka, y creo que una prohibición general, podría añadir mas penalización precisamente a las víctimas del mismo
Si no me creen escuchen, escuchen
[audio:http://www.loeda.net/bitacora/wp-content/uploads/2010/06/Aido_y_el_burka.mp3|titles=La ministra de “Igualdad” pide no prohibir el burka para no perjudicar mas a las mujeres]
¿Aplicamos el mismo criterio a las mujeres maltratadas?

6 Comentarios

  • Pingback: Bitacoras.com

  • 26 junio 2010 - 18:11 | Enlace permanente

    Si es que el burka es malvado, como el capital, los bancos, las guerras…nada que ver con las personas, por supuesto…

  • 26 junio 2010 - 18:24 | Enlace permanente

    Hola Berta.

    Aido es una excelente alumna de su maestro ZP, es débil con los fuertes y fuerte con los débiles.

    Es ceder ante el islamismo.

  • Pingback: Tweets that mention Las cogitaciónes de la ministra de Igualdad sobre el burka | La Zapatilla Azul -- Topsy.com

  • 27 agosto 2010 - 17:51 | Enlace permanente

    Aunque te cueste creer, no todas las mujeres, llevan burka, hijab, o la prenda elegida por ellas, como obligación por sus esposos, padres, hermanos o sociedad.

    Lo llevan simplemente porque creen que deben llevarlo.

    Lo unico es que a los socialistas, los progreisistas y a casi todos los istas os cuesta creerlo.

    Pero claro, es mas facil ilustrar a los demas, que ilustrarnos nostros mismos.

    • 4 septiembre 2010 - 1:13 | Enlace permanente

      Buenas noches Abkrim Mateos, primero te doy la bienvenida a mi bitácora.

      Primero unas aclaraciones, ni soy socialista ni progresista, son etiquetas
      demasiado genéricas y simples. El socialismo se ha vestido de progresismo, para preconizar una falsa igualdad como forma de cambiar la sociedad, negando así la identidad individual y su libertad de elección.

      Por otro lado existe una gran diferencia entre un burka
      y un hijab, el primero oculta a toda la mujer, despersonalizándola, por el contrario la segunda prenda tan solo tapa el pelo. Por todo ello me cuesta creer que una mujer tome la decisión en libertad de ponerse una prenda que la aisla de todo lo que la rodea, negando asi la naturaleza de cualquier ser humano y su necesidad de relaciones sociales.

  • Comments are closed.

    Google+