Cristina Narbona, maremotos antinucleares

Maremoto

Se puede discutir la viabilidad de la energía nuclear desde varios puntos de vista, como el coste por MW generado (por cierto mucho mas barata que con las llamadas energías “renovables”), el problema de almacenamiento de los residuos nucleares, o los problemas de seguridad.

Ahora resulta que existe una nueva razón para desmantelar las centrales nucleares, la malvada naturaleza.

En una articulo de opinión, de titulo Un coste inaceptable la que fue ministra de medio ambiente Cristina Narbona, reinventa las leyes de la física, apareciendo por primera vez en la historia del universo, una rotura en la linea temporal, así se manifiestan -consecuencias sin causas- o los accidentes nucleares espontáneos.

Mientras escribo estas líneas, todavía se desconoce el resultado final del gravísimo accidente nuclear de Fukushima. Aunque se consiguiera interrumpir inmediatamente la fuga de radiactividad y evitar una catástrofe aún mayor, lo acaecido se considera ya, por parte de la mayoría de los expertos, de una gravedad sólo superada por Chernóbil. Y resulta intolerable el esfuerzo por minimizar las consecuencias de Fukushima por parte de quienes siguen insistiendo en la inevitabilidad del uso creciente de la energía nuclear

La señora Narbona llama accidente nuclear, no al impacto de un maremoto contra una instalación nuclear, si no al hecho en si, y me pregunto  ¿como llamaría a la riada de Viescas? , siendo como son ambos accidentes naturales.

Intolerable, ante todo, desde el punto de vista democrático: los ciudadanos tienen derecho a saber cuáles son los riesgos reales y cómo se gestionan por parte de empresas y gobiernos, así como quién asume responsabilidades y quién sufraga los costes en el caso de accidentes en las centrales nucleares.

Entonces y volviendo al ejemplo anterior  ¿la riada de Viescas no debe ser responsabilidad del estado, por ser un accidente natural?.

Hoy día, la energía nuclear tiene un peso significativo sólo en algunos países desarrollados, lo que ha condicionado negativamente el avance de las energías renovables y ha favorecido un análisis sesgado y a corto plazo sobre su coste.

En España las subvenciones a las energías renovables han tenido como consecuencia, huertos solares que generan energía de noche … si se conectan a motores de gasolina, es bien sabido que las subvenciones genera por lo general corrupciones y fraudes.

Una ciudadanía bien informada, con posibilidad de participar en el debate sobre decisiones políticas de tanto impacto tanto para la generación actual como para las generaciones futuras, es un requisito imprescindible para mejorar la calidad de la democracia.

Debería hablar seriamente con el señor Zapatero, que decidió el cierre de una central nuclear y al final reculo, cualquiera de estas dos decisiones se tomo sin dar una sola explicación y debate publico

La señora Narvona, pertenece a esa casta que vive de la demagogia que tanto gusta al militante de base que por regla general tiene pocas luces.

Eso si después, el ejecutivo permite facturaciones digamos imaginativas de las compañías y subidas en las facturas.

Si se quiere energía eléctrica barata, se debe dejar de subvencionar a las compañías eléctricas y manipular de forma torticera el precio que pagamos.

Comments are closed.

Google+