La histeria en Twitter con Salvador Sostres

Los histericos de Twitter
Los pollos histéricos de Twitter
Lea el articulo
Lea el articulo censurado

Si ponemos en un plato de la balanza, un articulo de un personaje de lo mas polémico por sus excesos verbales por no decir un mamarracho,  un twitter de lo mas caliente por la vergonzosa actuación de los europarlamentarios, y una masa 2.0 que no lee el citado articulo pero si indigna furibundamente como malcriados infantes.  Y en el otro plato de la balanza tenemos la libertad de expresión y un director de un medio escrito demasiado permeable y con miedo a perder clientes, tendremos como resultado la retirada del articulo y las disculpas del medio.

Me entere del asunto al medio día, busque el citado articulo en la pagina web de El Mundo, pero el señor Pedro J. lo había retirado, pero la curiosidad de atenazaba, por ello y a la salida del trabajo compre el periódico busque la columna y la leí.

Cual fue mi sorpresa cuando el señor Sostres condenada este vil asesinato, entonces ¿donde esta el problema, de donde sale tanta mala leche internautica?, pues creo que del siguiente párrafo.

..No es un monstruo. Es un chico normal que se rompió por donde todos podríamos rompernos.

Porque hay muchas formas de violencia, y es atroz la violencia que el chico recibió al saber que iban a dejarle y que el niño que creía esperar no era suyo. No te causa la muérte física, pero te mata por dentro y aquel día algo de ti muere para siempre. No justifico lo que hizo, ni creo que se pueda justifica pero no es un monstruo:es un chico normal sometido a la presión de una violencia infinita, una violencia que no por no ser física es menos violenta; un chico que luego tuvo una reacción terrible, inaceptable e inasumible, criminal, y que no sólo terminó con la vida de su novia y la de la criatura que esperaba, sino que terminó, en cierto modo con la suya propia. Espero que, si algún día me sucede algo parecido, dispongá del temple suficiente para reaccionar quemándome por dentro sin que el incendio queme a nadie más.

Me reconozco en su desesperación, muy normal y nada monstruosa, en su herida, en su desgarro.

El señor Sostres, no justifica el asesinato el cual condena de forma reiterada, pero entiende la reacción del asesino, con esta postura se rebaja la gravedad del delito al existir según el un casus bellis , esta postura no es aceptable.

Pero el histerismo de las masas puede asustar al mas duro, en una época de periodismo social-demócrata ya no se puede ser ni políticamente incorrecto, bajo la pena de excomunión progre, y expulsión del paraíso igualitario.

Vamos repasar algunos casos Sostres progresistas e igualitarios

Maruja Torres

Sobre Federico Jiménes Losantos :

El sinvivir de la albóndiga mediática  intentando encontrar Goma 2 aunque sea en el conejo de su madre.

Sobre los votantes del PP:

No, lo que pasa es que la locomotora avanza despacio y los vagones pesan. Y la gente que va en esos vagones es pasiva. Los bandidos atacan el tren. Pero todo se ha movido. Al salir a la calle hemos demostrado que por cada millón de personas que se manifestaba existían cuatro millones de hijos de puta que callaban sabiendo que iban a votar a Aznar. Pero ese millón que ha salido es la locomotora que se mueve

Sobre Esperaza Aguirre:

Deberían sedarla en el hospital de Leganés

Almudena Grandes

Sobre la monja Maravillas:

“Déjate mandar. Déjate sujetar y despreciar. Y serás perfecta”. Parece un contrato sadomasoquista, pero es un consejo de la madre Maravillas. ¿Imaginan el goce que sentiría al caer en manos de una patrulla de milicianos jóvenes, armados y -¡mmm!- sudorosos? En 1974, al morir en su cama, recordaría con placer inefable aquel intenso desprecio, fuente de la suprema perfección. Que la desbeatifiquen, por favor.

¿Los compañeros de Almudena y Maruja han escrito una carta a la dirección del periódico expresando su incomodidad (eufemismo pedir un despido) por sus artículos?

Amen hermanos y hermanas.

Un comentario

  • Pingback: Bitacoras.com

  • Comments are closed.

    Google+